Un simple hombre pidiendo perdón

Tras años de estar sumergido en la oscuridad, donde el amor no existía para mi, donde simplemente me dedique a matarme por dentro, tras años de relaciones deplorables, tras años de noviazgos que terminaron acabando con lo poco que sentía, siempre mantuve una actitud positiva para esto, pero por las noches estaba roto.

De la nada llego ella, como la luz mas hermosa jamas vista, como la estrella mas brillante del universo, llego a iluminarme las noches y acabar con cada una de las sombras que fulminaban mis noches, era ella un ángel tan hermosa como si el mismísimo Dios la hubiese moldeado, digna de ser capturada por  Da vinci en las mejores pinturas.

Basto con tener cortas conversaciones durante las noches para que poco a poco fuera entregándole mi corazón, aquellos desvelos por las noches junto a ella, era la mejor manera de invertir mi tiempo.

conocí sus miedos, sus logros, sus metas y sinceramente no había nadie que me pareciera mas esplendida, nunca pensé enamorarme de ella, pero sinceramente agradezco que haya pasado, era difícil imaginar una vida después de ella, por que ella se iba convirtiendo cada noche en mi vida.

Y es que soñaba de por si en mi futuro con ella, y he de admitir que nos cegamos tanto por ello que abandonamos el presente y eso es algo que duele.

Como olvidar aquellas promesas que nos hicimos, las veces que preguntaba a cada instante “¿Te casarías conmigo?”, y ella de voz sutil y precisa me replicaba “Siempre” dándole a mi corazón el aliento de que todo era tan real, que ni las novelas se podrían comparar con nosotros dos.

Prometí amarla cada día mas y aunque hoy me siento destrozado la sigo amando de la única forma que me queda por amar.

Las horas que pasan ya no son lo mismo, solo se han vuelto segundo donde cada vez vuelvo a la oscuridad de donde ella me saco.

“Este hombre esta acabado, llorando cada noche a deshoras por su amada que no volvió”; esta pequeña frase me define en estos instantes, y es que sin ella, mi vida acabo, los días también, todo solo es pasajero ahora.

Quizás fui yo el que mas amo pero también admito que no la supe amar y eso lo tengo que lamentar, la melancolía se ha convertido en mi amiga tras su partida y una almohada llena de lagrimas es lo que queda tras su partida.

loading...

Si, he de pedir perdón por todo el daño que te hice, he de rogarte perdón por todas las lagrimas de tristeza que te hice derramar, he de suplicarte perdón para ser un poco mas feliz.

Quizás nunca leas esto, quizás nunca volvamos a hablar, quizás todo esta acabado y acabo de la peor forma posible.

Quisiera abrazarte nuevamente, tumbarme en tus brazos, dejarme llevar por tu aroma y ver mi reflejo en tus ojos, donde se reflejaba el amor.

Siempre te amare hasta el fin de mis días lo haré.

                                                                                                         Siempre tuyo.

R.

6tag_030916-184912

Loading…