Inconscientemente consciente.

Inconsciente te acercas, perceptible deseo.
Como el mineral a la roca, atracción incontrolable.
Vulnerable en la cercanía. Impenetrable a la distancia.

Sus besos corren por tus venas. Su pasión te grita cada amanecer.

Noche cínica que los encuentra. Sus cuerpos se reclaman, sus mentes se niegan.

Y pensas: ella es tan irresistible. Cada una de sus curvas es un canto que te atrae.

Conciencia que has de escuchar, no te deja disfrutar.
Las apariencias te dominan y una amistad no es para jugar.

Atado de pies y manos, te embriagas. Ahí encontras tu excusa.
Tu super yo borracho se duerme y tu ello enloquece en su libertad.

Pero ya es tarde. Ha desaparecido. Y tus labios recuerdan el dibujo de los suyos en cada beso.

La necesidad es imperiosa y sin pensarlo la llamas.

Pero ya es tarde. Ella hace tiempo vive todo esto. Una noche más lejos no la mataría.

Sin otra opción que ahogar todo, te abandonas a los brazos de Morfeo.
Y ahí está ella una vez más, esperando en ese mundo paralelo.

loading...

La añoranza es tal que te repetis, un sueño más, que vas a buscarla y contarle todo.

La Estrella de la mañana llega y en ella se pierden los vestigios de tus profundos deseos.

Ha llamado al despertar y vos no comprendes por qué. Tu raciocinio volvió para quedarse.

Ella entra una vez más en el vicio de entenderte, intentando convencerse que es posible.

Ruega porque una noche no muy lejana, se encuentren en el mismo estado de inconsciencia.

Ruega porque te dejes llevar y ames cada centímetro de ella, como ella ama cada imperfección tuya.

Juliana Del Pópolo.~