secciones

Me volví adicta a esta soledad…Ella nunca me abandona


Tengo malos antecedentes con el amor, es una mierda…  Una vez intenté amar de la forma en que se supone eres inmensamente feliz y te casas y tienes un lindo hogar rodeado de niños y flores, sin importar el orden, donde huele a pastas de jueves y a palomitas de domingo, soñé con ello y salí en busca del chico soñado, ya saben, de esos que no existen pero buscamos insistentemente.

Después de unos cuantos fracasos amorosos, de ser abandonada, cambiada, usada, tuve suficiente con los cuentos de hadas y me senté a beber vodka en el armario de mi casa, encendí un puro y apague las luces.

Estaba sola y el silencio reinaba en mi habitación, observe cuantos vestidos había comprado para impresionar un montón de personas a las que realmente nunca les había importado nada, cuantos zapatos de tacón había soportado para ir a esos estupendos restaurantes caros, donde la comida se pagaba con algo más que dinero, cuanta lencería había invertido para terminar decepcionada, y solo sin un poco de maquillaje.

Aquel día cruzando la 72 por la avenida nueva, debí  comprarme aquel traje de prostituta que vi en el aparador de la sex shop, tenía un hermoso latigo negro y unos ligueros blancos.

Cuando había bebido media botella y me sobraba ya algo de ropa,  me levanté con orgullo y elegancia y fui a verme en el espejo, había amado tanto a quien no merecía, que olvidaba a alguien que había sufrido en silencio la ausencia del nada que volví un todo, sabía que no quería pasar el resto de mi vida engañada con esperar que alguien cambiará mi vida y que la vida no tenía rumbos trazados y no crearía uno solo por el afán de tener compañía.

Ahora el tiempo ha pasado, y en el amor sigo siendo bastante tosca, pero porque finalmente aprendí que no es lo mio, me gusta estar sola, cuando llego a casa en las noches no debo preocuparme por mirar un teléfono que no suena a tiempo, ni debo despertar pensando en lo mismo siempre,  me quiero a mi, libre, sin penas ni sufrimientos, sin intentar hacer feliz a nadie más que a mi misma.

loading...
Tú podrás decirme que no soy feliz, pero creeme que lo disfruto,  tal vez de a entender erróneamente que quiero algo serio, pero solo quiero divertirme, siempre lo advierto y el riesgo se asume, no estoy interesada en dramas de telenovelas, ni en brutas rupturas amorosas que terminan en enemistad, el amor y sus cuentos pocas veces funciona.

Al terminar aquella botella de vodka sobre mi cama, completamente desnuda, comprendí, no necesito sol para iluminar mis días, para eso tengo estrellas; comprendí que  mi soledad nunca me falla, nunca se va, nunca me traiciona, prefiero eso, a otra estupida mentira de alguien que dirá amarme eternamente y se irá en la mañana, creo que es mejor, no sufre nadie, no me ilusiono yo.

 

Loading…

Me volví adicta a esta soledad…Ella nunca me abandona

log in

Become a part of our community!

Captcha!
¿No tienes una cuenta?
sign up

reset password

Volver
log in

sign up

Captcha!
Volver
log in
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
Image
Photo or GIF