Miedo

Resulta que no estaba equivocada al sentir pavor, admito que el miedo fuese una señal. Y que por primera vez le aplique la ley del hielo, porque en mi ya surgía algo más imponente que el dichoso miedo. Odio lo que siento en la vida algo me había hecho sentir tan vulnerable, siempre asumí mis responsabilidades y sabía que por nada del mundo debía enamorarme y menos en esta etapa de mi vida y es que se siente terrible escuchar a las personas decirme que no me enamore cada vez que se toca el tema de los estudios, en algún momento de mi vida tenía eso muy claro y sabía que no debía pasar, pero ahora todo se colapsó y lo peor es que empiezo a comprender porque las personas siempre me dicen eso. Me llena de pavor saber que tienen la razón que todas las personas somos igual de materialistas, sin escrúpulos, crueles, egoístas, interesados y mediocres. A caso es necesario cegarme a un hecho evidente, donde las personas solo se enamoran de tu portada, de lo que aparentas ser y no de tu contenido, de ese ser inaudito que cada uno es. ¿será acaso que siquiera existen persona espiritualmente libre y dispuestas a mostrarse tal como son?