Luna

Hay sensaciones que no dejan de aparecer en mí contigo. Si al destino tengo que culpar por ponerte en mi destino, tengo nada que reprochar, al contrario doy las gracias por cruzarte en mi destino. Me admira que tantas gentes, tantos caminos, tantos días y tan lejos, y ahora encontrarte justo ahí, me robaste el corazón, suspiros y mis pensamientos.