Giro de 180 grados


Despiertas como una mañana cualquiera, es un nuevo día, para el vecino, simplemente es un día más de la rutina como un buen lunes, en la cual se encuentra inserto de hace ya bastante tiempo, pero para ti ya no es la típica mañana de esté día, pese a que ya tengas inculcada una rutina impuesta por ti mismo, la sociedad y las responsabilidades, algo cambio. Contemplas la actual realidad y no lo puedes creer, no consigues conciliar con un razonamiento lógico como alguien que llega a tu vida, sin aviso previo, se transforma en alguien tan significativo, todo sucede rápidamente, la percepción y como vives tu día a día, ya no es la misma, pese a que en tu cabeza existe la constante advertencia de que debes dejar que las cosas se den con calma, la emoción inunda todo tu ser, cada día tus sentimientos están mucho más volátiles y no existe el inminente control que solías tener sobre todo, ya nada esta fríamente calculado, pero llegas a un punto en el cual solo te desdoblas, la felicidad ya está impuesta en tu vida, la dejas fluir al igual que un rió, que pese a que existan muchos obstáculos en su camino, simplemente los avasalla y continua. Es así como este día lunes, ya no es el comienzo de tu rutina semanal como cualquier otra, puesto que en tu primer pensamiento al despertar tiene nombre y apellido, Comienza el camino de un bello sentimiento llamado amor. El amor es un sentimiento que todos creemos conocer y saber lo que es, todos lo podemos encasillar y describir como es de alguna u otra forma, pero las definiciones cuando nos referimos a él son diversas cuando lo explicamos desde una perspectiva de lo que sentimos por el otro, aquel ser que nos enamora día a día, el amor, aquel sentimiento universalmente conocido y definido, pasa a ser algo totalmente incierto, en donde las definiciones no son suficientes, al igual que no se logra encontrar las palabras adecuadas, pero si algo está claro es que no hay como sentir que tienes un compañero a tu lado, pero no existe una dependencia de tu parte, ni una necesidad, es simplemente un gran y hermoso complemento, alguien que como nunca logra llegar a lo más profundo de tu ser, sacando día a día lo mejor de ti, sin la existencia de un límite, un miedo y la soledad es algo que para tu conciencia es inexistente, ya no solo te tienes a ti, con tu auto compañía y amor, sino que en aquellos momentos difíciles o donde solo necesitas un hombro apoyo, existe ese alguien especial en el cual puedes confiar. Que maravilloso es aquel sentimiento, pero sin duda alguna, los cambios de esta envergadura en algún momento por ser demasiados humanos, nos detenemos a razonar y el miedo nos invade con una fuerza indescriptible, comienzas a cuestionar como es que este giro de 180 grados se presentó de un momento a otro en tu vida, sin tu estar totalmente preparada, más cuando tomas conciencia de que las sensaciones, sentimientos y emociones que estas experimentando son totalmente desconocidas, en donde todos tus conceptos descriptivos sobre todo lo que acontece, se quedan pequeños, insuficientes, es así como conocemos el temor por el amor. Todos hemos pasado por él, estás acostumbrado a tu rutina diaria, a solo vivir contigo mismo y las vivencias del día a día son cosas mundanas sin una gran relevancia, pero llega alguien especial y rápidamente lo mundano se trasforma en aventuras constantes, llenas de magia y de un momento al otro, en un abrir y cerrar de ojos nos encontramos fantaseando sin límites, pero el miedo es nuestro “golpe de realidad”, siempre se presenta en algún punto de nuestro éxtasis continuo de felicidad y emoción, comienzas a cuestionar lo que vives y solo te ronda la pregunta de: “¿Cómo todo va a ser tan maravilloso?”, es impresionante lo acostumbrados que estamos como seres humanos a que en nuestra vida toda cosa debe traer un sufrimiento y las cosas buenas no pueden ser del todo buenas, te nacen las dudas en torno a la persona que estas compartiendo y está causando en ti un sentimiento tan grande, la duda ronda entorno a ella y comenzamos a pensar en qué pasaría si tanta maravilla es solo una triste ilusión, puesto que muchas veces cometemos el error de ponerle virtudes a quienes despiertan sentimientos intensos por uno, virtudes que no existen, que jamás tendrán, lo real pasa a ser ambiguo, entonces de un momento al otro todo se confunde, como podemos saber que aquello que estamos viviendo, no es una ambigüedad, es real y no hemos exagerado el sentimiento… creo que siempre estará el riesgo de que sea un error, que aquella persona que tanto despierta en ti no sea a indicada, pero al fin y al cabo que se pierde en ver e intentar?, no crees que la duda te hace prisionera de no vivir la vida, es más fácil soltar y vivir, ver creer, ¡soñar!, eso es vida, no seas prisionera de la duda, porque pase lo que pase, siempre será lo indicado para ti, de algún modo, todos llegamos a lo que es lo indicado y si no tuviéramos el sufrimiento entonces, las cosas maravillosas no las veríamos, no apreciaríamos nada, deja de cuestionar y pensar que el sufrimiento debe estar en algún lado y de alguna forma llegara, las cosas maravillosas si existen y la vida es más sencilla si la abrazas y la aceptas como es.

~ Carla Camila.

Giro de 180 grados

log in

Become a part of our community!

Captcha!
¿No tienes una cuenta?
sign up

reset password

Volver
log in

sign up

Captcha!
Volver
log in
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
Image
Photo or GIF