Cómo sanar un corazón roto


¿Te han roto alguna vez el corazón? Sentiste que ese momento era el peor de tu vida, porque realmente te enamoraste y diste lo mejor de ti para que tu relación vaya viento en popa, pero sin embargo se acabo la magia y sientes que nunca vas a amar a nadie como lo amaste a él.

Reparar un corazón roto no es fácil, pero tampoco es imposible. Cada persona siente y actúa de forma muy particular, pero definitivamente hay consejos que pueden ayudarte a superar la pérdida gradualmente y seguir adelante.

Asume el golpe: esta suele ser la parte más difícil. Hay que asumir el dolor, sentirlo, ser consciente de él, para luego dejarlo ir.

Recobra tu independencia: Tras el fracaso de esa relación, quizás sientas la necesidad de “reconquistar” a la persona o puede que quieras “llenar el vacío” involucrándote de nuevo en otra relación. Eso no funciona.

Cuanto antes comprendas que tu felicidad no depende de otra persona que no seas tú mismo, mejor. Aprovecha el momento para resurgir, para quererte a ti mismo.

Ten muy presentes tus cualidades positivas: Que no le intereses a una persona no quiere decir que valgas poco, en absoluto. Recuerda eso y créelo porque es cierto.

Tiempo al tiempo: aliviar un corazón roto puede costar sólo unos días, semanas y a veces incluso meses ; pero si ya pasaron cinco o seis meses es mejor que busques asesoría profesional, te pueden ayudar a salir del bache.

New Look: Es muy buen momento para hacer lo que te gusta, consiéntete, mímate; cámbiate el look, redecora tu habitación, etc.

Cuida tu salud: duerme, tu cuerpo necesita descansar para reponerse y además aliméntate sanamente.

Acércate a tu familia y amigos: ellos seguramente estarán a tu lado para apoyarte en estos momentos, platica, desahógate con ellos.

Evita el contacto con tu ex: si tenían amistades compartidas aléjate un tiempo, te vendrá bien.

Adiós recuerdos: Deshazte de los regalos, una foto juntos, todo aquello que pertenecía a su relación; recordar es volver a vivir y en este caso es volver a sufrir, no le eches más sal a la herida.

Lo que no te mate te hace más fuerte: aunque no lo creas puedes salir muy fortalecida de todo esta situación; ya que si bien experimentaste sentimientos no muy gratos, también descubrirás que puedes hacerles frente y convertirte en una persona renovada, madura y triunfadora.

Vía wapa.pe

Cómo sanar un corazón roto

log in

Become a part of our community!

Captcha!
¿No tienes una cuenta?
sign up

reset password

Volver
log in

sign up

Captcha!
Volver
log in
Choose A Format
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
Image
Photo or GIF