Skip to main content

Cada lágrima por ese amor te hará más fuerte e inteligente en tu próxima relación

Hubo un tiempo en que mi garganta estaba llena de palabras, de sentimientos, y solo podía reflejarlas con lágrimas.

En esas circunstancias, cuando el dolor es más fuerte como para poder externar un comentario elocuente de tus sentimientos, sueles sentirte desesperada, derrotada. Busque en internet algo que pudiera ayudarme y me topé con algo llamado, escritura automática. Esta técnica no es otra cosa que dejar hablar al corazón con las manos, porque las palabras no salen, esta terapia, por llamarlo de alguna manera, es solo dejar que tus sentimientos evacuen todo el dolor que tu corazón alberga, por medio de las letras que se plasmaran en papel.

Generalmente, esos sentimientos siempre, o la mayor de las veces son a causa de una relación sentimental fallida, en ese momento en donde tu mundo feliz idealizado se derrumba, tu tocas fondo con él, sientes que  no hay salida, y miles de preguntas te atormentan, ¿por qué a ti, habrá alguien más, se aburrió de ti, en realidad nunc te quiso y solo jugó? El problema es que cuando todo se va, no sabes cómo regresar al mundo real, no sabes cómo terminar con el utópico enamoramiento y regresar a ser una simple mortal.

Siempre nos han enseñado a entrar en el amor, pero jamás nos dicen que hacer para salir enteras cuando el amor se va, se acaba o como sea. Las cosas siempre son igual, siempre al terminar nos duele e manera diferente, pero siempre es dolor, dejas de dormir, de comer, al principio es lo más crítico, no sabes cómo simplemente salir y afrontarlo. Las lágrimas son el pan de cada día.

loading...

Las terapias con amigas son recurrentes, y aun no dejas de llorar, pues las respuestas no llegan a ti, sin embargo es aquí cuando debes decidir si esas lágrimas te hundirán o te permitirán salir a flote y retomar tu vida, recuerda que antes de esa relación, tenías una vida, ahora te toca tomarla de nuevo.

No evites las lágrimas, pues no podrás detenerlas, y ellas son las que hacen ese nudo en la garganta que no te dejan pasar ni una sola palabra, son ellas las que se atoran entre el pecho y la lengua, y no dejan que tu sentimiento salga, es decir, sin lagrimas no hay sanación, llora lo que tengas que llorar, pero no dejes que te superen, pues recuerda que eres mucho más, hay mucho más en ti que lo que se llevó, tienes más dignidad, mas madurez, y sobre todo, más amor, no temas enamorarte de  nuevo.

No todas las relaciones tienen porque terminar mal, y hay algo que nunca se irá, el aprendizaje que te dejó esa fatídica relación, las lagrimas que derramaste solo te harán más fuerte e inteligente para las siguientes ocasiones en que entregues tu corazón.

Vía: Rincon Del Tibet

Skip to toolbar