Ahora no creo que seas tú el hombre que en verdad quiero a mi lado

He pensado en ti y he descubierto que quizá no seas la persona que en verdad quiero a mi lado. Es importante decirte que en un pasado podía verme a tu lado porque me gustaba todo lo que te caracterizaba, porque me encantaba tal y como eras. Creí en algún momento que eras el hombre incorrecto para pasar el resto de mis días a su lado, el que estaba dispuesta a amar por una eternidad y cuidar para que permanecerá a mi lado. Ahora debo decirte que no es así.

No puedo entender en que momento dejaste de ser esa persona de la cual yo me enamoré, de esa persona que hacía que mi corazón saltará de alegría cada vez que veo todo lo que tú eras, todo lo perfecto que podía ver en ti. Todo se termino, ya no eres lo que un día yo amé y creo que no es justo que las cosas que den de esta manera. No es justo haberme imaginado un futuro a tu lado y que me arrebates esa ilusión de la peor manera, dejando tu esencia y todo eso que te caracterizaba. No sé cual fue el motivo o que fue lo que te hizo cambiar de esta manera, convertirte en un hombre arrogante y soberbio. No puedo creer aún que llegue a enamorarme de ti y entregarte lo mejor que pude mientras estuve a tu lado. Me duele, me duele abandonar todo lo que imaginé a tu lado; me duele pensar que no volverás a estar a mi lado pero es que yo no me enamore de este hombre, este hombre ya no es lo que yo quiero en mi vida. Tu cuerpo sigue ahí, pero tu alma y tu esencia la has perdido.

loading...

Ya no quiero seguir a tu lado porque comprendí que no conviene perder mi tiempo contigo y seguir viendo como ha cambiado la manera de dirigirte hacía mí. te has vuelto frío, tus brazos ya no son lo mismo y ni siquiera tus labios son capaces de entregarme esos besos que un día me hicieron vibrar. Estás aquí pero no puedo sentirlo, no puedo ver que estés a mi lado amándome porque te alejaste, porque eres frío conmigo y muchas de las veces sueles ser grosero. No sé si conociste a otra persona y por tu actitud pretendes alejarme para que puedas seguir tu camino, pero no es razón para comportarte de esa manera conmigo. Las palabras es la única manera de demostrar lo que sientes  y la sinceridad es el camino más fácil. No es necesaria tu frialdad y tus desprecios, sino que solo basta hablarme con sinceridad y decirme lo que sientes por mí porque prefiero que me duela todo lo que tenga que doler de un solo golpe a que me vayas destruyendo poco a poco. Háblame con sinceridad al fin y al cabo ya no deseo estar a tu lado, ya no me interesa todo lo que un día me imaginé a tu lado; ya no me interesa seguir a tu lado…