Quiero un amor a la antigua, de esos que nunca pasarán de moda


El amor de pareja no se busca, sino se encuentra cuando menos se necesita. Esta es una carta que valora mucho la conquista a la antigua. No te desanimes por las malas experiencias.

LEE TAMBIÉN: No esperes nada de nadie, es mejor sorprenderse que decepcionarse

Una flor, una caricia, ser parte de las reuniones familiares e insistir hasta conocernos mutuamente. Eso es un amor a la antigua. La escritora Fabiola Gurrola nos cuenta sobre ese amor que no pasará de moda y sus deseos de encontrarlo en su vida.

“Vivimos en la era de lo desechable, en donde lo que no sirve se tira: comemos en platos desechables para ahorrar el esfuerzo de lavar la vajilla, tomamos en botellas de plástico para no tener que guardarlas; tiramos baterías, electrodomésticos, ropa, y hasta los recuerdos porque han perdido su utilidad.
Lo peor es que esta costumbre alcanzó nuestras relaciones. No comprendemos el valor de casi nada, o lo comprendemos pero no nos importa porque hemos decidido no cuidar cosas ni personas porque nada nos han costado. Es tan fácil movernos o comunicarnos que ni si quiera nos detenemos a pensar en lo afortunados que somos al poder caminar, tener a nuestro lado una persona que nos ama, sonreír, mirar una puesta de sol; todo está dado por hecho y cuando algo no sirve se tira
Yo busco un amor a la antigua, un amor que conozca el valor del tiempo, que no se rinda al menor esfuerzo, un amor que no tire a la borda cada cosa que se atraviesa en su camino sólo porque parece haber perdido su vida útil. Busco un amor que se renueve y se reinvente.
Busco alguien que sea capaz de entregarlo todo y trascender en el tiempo, que no se doblegue ante las adversidades, que tenga como primera intención la reconciliación, el reparar, el ceder.




“Lo escogí usted porque me di cuenta que valía la pena, valía los riesgos, valía la vida”. Pablo Neruda
Está de más decir que para muchas personas, una relación a largo plazo es exactamente igual a monotonía, es levantarse siempre al lado de la misma persona y hacer las mismas cosas, es ese monstruo de mil cabezas que destruye la felicidad de ser “libre”. Yo no, yo busco a alguien que comparta el sueño de amar a la misma persona para toda la vida y que se comprometa para lograrlo, que se sorprenda cada mañana de verme despertar aunque siga siendo la misma, un poco más vieja quizá.
Las películas de amor nos han vendido el cuento de que las mejores historias de amor son sólo las que se basan en experiencias extraordinarias. ¿Qué hay entonces de las cosas simples de la vida? De esas que podemos disfrutar todos los días y que dan equilibrio a la existencia.
Quiero alguien que sea capaz de enamorarme cada día, que dentro de lo cotidiano pueda sorprenderme con un detalle; alguien que me lleve serenata, que me cante aunque sea desafinado, que dedique un momento de su día para escribirme una frase bonita, que busque soluciones a los problemas y que entienda que todos tenemos momentos malos, pero eso no significa que nos dejemos de amar.
Busco un hombre que me vea por las mañanas y me diga que le encanta verme despertar, que no se canse de decirme lo bella que soy y que me ame sin miedos ni límites.
Quiero compartir el día y la noche, lo bueno y lo malo, lo eterno y lo efímero, la luz y la oscuridad; quiero sentirme protegida, amada y quiero hacer lo mismo por él; estar convencida de que esa persona hará lo necesario para que estemos juntos hasta el final de nuestros días, quiero envejecer al lado de esa persona y aunque muchas cosas son nuevas y otras se ponen de moda, yo elijo un amor a la antigua porque esos no tienen fecha de caducidad”.

TE RECOMENDAMOS LEER: No quiero seguir alimentando ilusiones con una persona que no me pertenece

si estás interesada por buscar una pareja que te enamore de esa forma, te damos unos consejos para encontrarlo:

1. No desanimarse ante el rechazo
No tengas miedo a fracasar en el primer intento. Tienes relaciones pasadas que te ayudaron a soportar decepciones y ahora nadie puede herirte. Esfuérzate por estar en calma contigo misma.

2. Disfruta haciendo nuevas amistades
Es decir, sociabiliza. No creas que todo el quién se acerca a ti es porque quiere enamorarte. No es fácil encontrar a alguien que te ame a la antigua. Lo mejor es conversar de todo los temas posibles.

3. No trates de buscar amor
El llevarse bien con una persona, no quiere decir que esa no pueda sentirse tan bien con otra. Nadie es tan necesario, pero sí puede convertirse en alguien especial. No se puede tener control del amor.

Quiero un amor a la antigua, de esos que nunca pasarán de moda

Choose A Format
Texto
Poemas, relatos, frases, etc.
Audio
Ideal para poemas en audios
Imagen
Escribe una frase y tómale una foto